Raons de la reforma constitucional

Avui el diari ABC em publica l’article que trobareu transcrit a continuació.

Razones de la reforma constitucional

La apresurada reforma del artículo 135 de la Constitución, acordada entre el Partido Socialista y el Partido Popular, sólo puede explicarse a partir de la grave crisis económica y financiera por la que atravesamos, y responde al requerimiento de las instituciones financieras europeas y de los gobiernos de los países que lideran la Unión.

España tiene que hacer frente a un importante volumen de deuda pública y sobre todo privada, pagando por ello unos intereses que pueden dispararse si perdemos el control de nuestra prima de riesgo. Para evitarlo, el Banco Central Europeo debe seguir comprando parte de nuestra deuda soberana y para acceder a ello nos exige una garantía de pago en forma de un compromiso solemne con la estabilidad presupuestaria. Esta y no otra es la razón de la reforma y de la urgencia con la que se ha tramitado. Nos pasa como a cualquier persona o empresa que debe endeudarse más para pagar antiguas deudas y es requerida por las entidades financieras a acreditar su capacidad futura de enjugar ese nuevo crédito.

Así, los límites concretos de nuestro déficit futuro (que no del gasto, que dependerá de decisiones sobre ingresos fiscales; y no está de más recordar que el Estado del Bienestar sueco se basó hace ya 70 años en un compromiso de estabilidad presupuestaria), los mecanismos para asegurarlo y los instrumentos para controlarlo se recogerán en una ley orgánica que se aprobará el año que viene. En dicha ley deberán establecerse también la forma de participación de las Comunidades Autónomas en el esfuerzo común y las garantías para su autogobierno financiero.

Nadie discute ya la bondad de evitar que una deuda sin control hipoteque el futuro de nuestra sociedad, y ese criterio está ya incluido en la vigente Ley General de Estabilidad Presupuestaria. Sabemos que los Tratados de la Unión contienen compromisos financieros, que la viabilidad de la moneda única europea exige ampliar mecanismos de gobierno económico común como el Pacto de Estabilidad o el Pacto del Euro, y que Alemania ha incluido ya en su Constitución el principio de estabilidad presupuestaria. Y que queremos contar cuanto antes con eurobonos y un verdadero Tesoro Público Europeo.

El partido que gobierna y el que aspira a sustituirle han decidido responder positivamente a estos retos. Estaban obligados a ello. Otros han preferido mantenerse al margen sencillamente porque sus votos no son imprescindibles.

 

About Miquel Iceta

Sóc primer secretari del PSC, president del grup socialista al Parlament de Catalunya i candidat a la Presidència de la Generalitat

Posted on dijous 8 Setembre 2011, in Articles i entrevistes. Bookmark the permalink. Deixa un comentari.

Els comentaris estan tancats.