El rumb equivocat del nou Govern

Avui el diari ABC em publica l’article que trobareu transcrit a continuació.

EL EQUIVOCADO RUMBO DEL NUEVO GOBIERNO

“Por ahora hemos visto el timón del President pero nada sabemos del rumbo del gobierno”. Así resumía Joaquim Nadal las primeras semanas del gobierno de CiU tras la investidura, facilitada en segunda votación por la responsable abstención del grupo socialista. Hasta ahora lo que hemos visto es una gran capacidad para las fotos y las frases grandilocuentes, y una gran habilidad para desviar hacia otros cualquier responsabilidad: o la caja está vacía, o la herencia del gobierno anterior es un lastre, o PP y PSOE son lo mismo –aunque la realidad de los hechos lo desmienta– y se empeñan en perjudicar a Cataluña. Resulta chocante el contraste entre lo que CiU decía hace pocos meses cada vez que había problemas en Cercanías-Renfe y lo que dice ahora.

También se percibe una inquietante orientación conservadora en la que se une la obsesión por eliminar el impuesto de sucesiones que sólo grava al 6% de los contribuyentes al tiempo que se anuncian severos recortes sociales, el pronóstico de dificultades en la sanidad pública con el fomento de las mutuas privadas o la separación de la escuela concertada de la pública en el organigrama del Departament d’Ensenyament (antes Educació).

Junto al timón se acumulan en el despacho de la Presidencia y sus alrededores competencias antes ejercidas por otros Departamentos, la tutela de TV3 y Catalunya Ràdio, las encuestas de opinión, la contratación pública,… Una obsesión por el control totalmente opuesta al talante liberal que exhibe CDC. Contrasta con el proclamado esfuerzo por reducir cargos de confianza, que el Secretario del Gobierno y el Secretario General de la Presidencia vayan a disponer a partir de ahora de jefes de gabinete, jefes de prensa, jefes de protocolo y responsables de relaciones institucionales, de los que carecían ambos cargos en la etapa anterior.

Incomprensible también resulta el hecho de que pese a seguir proclamando la prioridad de luchar contra la crisis e impulsar la reactivación económica, no se haya convocado la Cumbre comprometida en el Debate de investidura ni se haya relanzado el Acuerdo estratégico por la internacionalización, la calidad del empleo y la competitividad de la economía catalana.

El nuevo gobierno retoma los viejos vicios de Convergència i Unió de intentar confundir partido, gobierno y país. De no ser así, ¿cómo se explica la decisión de que Josep Antoni Duran Lleida –cuyas cualidades nadie discute– presida la Comisión Bilateral Estado-Generalitat? ¿En qué ha quedado el esfuerzo estatutario por consagrar las relaciones bilaterales de gobierno a gobierno si se confía dicha presidencia a alguien que no forma parte del gobierno catalán? ¿Será capaz Duran de deslindar su nueva responsabilidad institucional de su función como presidente del grupo de CiU en el Congreso de los Diputados?

Y para acabar con las numerosas críticas que acumula el nuevo gobierno de CiU en tan pocas semanas, cabe denunciar con dureza que desde la Presidencia de la Generalitat se haya decidido cambiar la decisión del Consorci del Palau de la Música que ha pasado de apoyar las peticiones de la Fiscalía en el “caso Palau” a pedir que no se impute a dos altos cargos de Convergència por presuntos delitos de malversación de fondos y financiación irregular de CDC. Este cambio decisivo de postura se ha realizado de espaldas a las otras administraciones que forman parte del Consorcio (Gobierno de España y Ayuntamiento de Barcelona) y constituye sin duda alguna una utilización partidista de las instituciones impropia en un Estado de derecho. Si estos primeros indicios certifican el nuevo rumbo del gobierno, los ciudadanos y ciudadanas de Cataluña habrán hecho un pésimo negocio con el cambio.

About Miquel Iceta

Sóc primer secretari del PSC, president del grup socialista al Parlament de Catalunya i candidat a la Presidència de la Generalitat

Posted on dijous 27 gener 2011, in Articles i entrevistes. Bookmark the permalink. Deixa un comentari.

Els comentaris estan tancats.